Mi amor soñado 

Hoy, tuve ganas de mirarme en tus ojos claros, de respirar el aire perfumado que vas dejando a tu paso.  Tuve ganas de sentir tu cercanía en mi regazo. Un beso, un abrazo apretado. Tu risa que es mi alegría envuelta para regalo.  Hoy te extrañé, como tantas veces te he extrañado. Por que el tiempo parece volar estando a tu lado. Y siempre quedarán besos y caricias pendientes… Sueños guardados.   Por que sin ti, no hay días soleados.  Te quiero tanto, no se qué sería de mi, si un día despierto desolado. 

Eres la luz que le da calor a mi alma y sentido a mi existencia. Eres el amor soñado. 
Alicia Rivas 

Regálame tu vida

Esperando entre las manos se impacienta, un universo entero de caricias, que quieren volar con urgencia y sin prisa
por todos los senderos de tu cuerpo.
Cariño mío, regálame un montón de  momentos a tu lado
para amarte con toda esta pasión encendida  que me está quemando día a día. 
Regálame una noche entera
para soñar despiertos, para crearle primaveras a tus sueños con la magia de mis besos. 

Regálame, tus labios. Regálame tu vida por que las noches y los días no me alcanzarían para sembrar en tu alma todo el amor que me inspira tu existencia.  

Ese amor sin fronteras que se desborda por los poros de mi piel sin respuesta.
Regálame un beso y otro y otro
y toda la galaxia de tu boca.
Regálame tus ojos, regálame tus manos, regálame tu risa, regálame tu aliento. Después de eso, puedes hacer lo que decidas.

Alicia Rivas

Reflexionando 

Con el tiempo me he dado  cuenta de que es verdad  que todo lo que se hace se paga, con otras personas o con las mismas,  en lugares conocidos o extraños, pero el karma existe. Uno lo lleva en la piel y en alma. Yo quisiera poder explicar, que mientras eres joven, no imaginas en que magnitud la vida te va a cobrar las cosas que hagas o dejes de hacer. Como van a repercutir las acciónes que llevamos a cabo. Uno vive con una venda en los ojos por muchos años. Y sólo la edad, las responsabilidades, las preocupaciones, pero por encima de todo, Dios, es quien nos libera de esa oscuridad.  Llega el momento en que cada palabra se vuelve a favor o en contra tuya. Todo queda en la consciencia para la posteridad. Nada pasa. Nada es olvidado, por el contrario, cada acción es una semilla que da frutos buenos o malos, y creanme que hay frutos que se convierten en una carga muy pesada a la hora de cosecharlos. Yo agradezco a Dios por cada enseñanza que me ha dado. Por que eh notado que algunos seres sin luz, viven haciendo daño, en la oscuridad a pesar de los años. En esta  vida se sufre, se goza, se cometen errores, pero todo se paga y el precio es alto. Sin embargo nadie puede notar el sufrimiento tan profundo que habita en el ser humano, lo cierto es que uno se va agotando. Pero ante todo hay que aceptarlo por que  solo así el alma, nuevamente se va  purificando. 

Yo quiero decirles que sigan al pie de la letra los mandamientos de Dios y que se alejen del pecado. Sobre todo los pecados capitales , son terribles y causan daños irreversibles, como transtornos y enfermedades. Dios me ha despertado, y ojalá cada ser humano pudiera despertar temprano de esos sueños malsanos , pero cada vez se vuelve menos probable el cambio por que la tecnología nos hunde más todavía en los pantanos de un mundo insensible. Y es terrible el futuro que creamos.  

Alicia Rivas. 

Hay momentos en que me pierdo en oscuros abismos de silencio,  donde el tiempo parece detenerce. Donde no sé realmente si vivo o muero, momentos de sequía en el alma. Son momentos de, desesperanza. Y de repente alguna tormenta me arrastra y llueve día y noche sin calma. 

Pero hay una pasión que siempre me rescata. 

Escribir, es mi mejor terapia. 

Escribir. Para construirle nuevos universos al alma. 

Escribir para abrazar entre letras mis sueños y se queden quietos o crearles unas grandes alas. 

Escribir poco o mucho, aquieta los demonios que llevo dentro. 

Por eso siempre he de volver donde las letras me llaman. 

Alicia Rivas. 

Fantasma del pasado

Ya no quiero que vuelvas a meterte en mis sueños, como si fueras aún parte de mi vida. No quiero que vuelvas del pasado a perturbar mi presente, no vengas con cuentos diciendo que me extrañas. Vete y cierra la puerta bien fuerte. Yo por mi parte voy a eliminar la evidencia de los daños. Incluso voy a rezar un Rosario en honor a tu muerte. Por que para mi, tú dejaste de existir para siempre.

No quiero que vuelvas a meterte en mis sueños. Fantasma del pasado.