Inconmensurablemente, así es como yo te quiero, así es como yo te extraño, así es como yo te pienso.

Y es posible que tú nunca llegues a saberlo, porque eres un ser de otro planeta, que aparece alguna vez en mis sueños como una estrella e inexorablemente vuelve a su destino a iluminar otros mundos distintos al mío… Dejando a mi alma debatirse entre el amor y el olvido.

Alicia Rivas

Anuncios

La noche

La noche…

Con sus grillos cantando a media luz.

Con su mágica Luna colgada a mitad del firmamento.

Y sus millones de estrellas bailando valses con sus vestidos de terciopelo.

La noche está habitada por hadas y duendes…

Y un montón de sueños…

La noche es complice de amores y otros misterios.

La noche se hizo para soñar.

Y para contarle secretos…

Alicia Rivas

LA CHOMBA ( Grupo de música tropical sonidera de La Ciudad de México)

Este es un relato ficticio sobre dos hermanos que viven en un pueblo y emigran a la Capital con el sueño de incursionar en el ambiente musical y logran formar su propio grupo… La historia fue inspirada en un grupo Mexicano llamado así “La Chomba”

Eran las 6:00 PM del 23 de septiembre de 2008. Alejandro Olivares, veía correr el agua de la intensa lluvia que aún no cesaba por completo. Su hermano Juan Carlos lo saco de sus pensamientos para decirle que tenía una llamada al teléfono. Caminaron rumbo a la casa donde vivían con sus padres. Juan Carlos había construido en la parte de arriba unos cuartos que habitaba con su esposa y sus dos hijos. Cuando Alejandro colgó el teléfono le dio un beso a su mamá y enseguida dando gracias a Dios por los alimentos se sentaron al rededor de la mesa y comieron en silencio por un momento hasta que Alejandro anunció que la llamada recibida era de una compañía que lo estaba invitando a cantar en un grupo de música tropical en la Ciudad de México.

Alejandro desde niño comenzó por el gusto de la música y a sus 29 años de edad era ya conocido por su gran voz pues varios años había participado como locutor y DJ en sonidos del barrio, cierto día se grabó y envío solicitudes a promotores en la Ciudad de México y por fin después de tanta espera había llegado el momento.

Charly se llenó de asombro y emoción al escucharlo pues tenía frente a él la posibilidad de que su hermano lo presentara con los productores y lo tomaran en cuenta a él también para mostrar su talento musical, siempre había soñado con tocar en un grupo y ser famoso. En las tarde cuando volvía caminando del trabajo que estaba como a 40 minutos iba escuchando siempre sus Cd’s de cumbia especialmente admiraba a Los Angeles Azules y se identificaba pues bien se sabía que habían salido de un barrio pobre de Iztapalapa y ya habian llegado muy alto. Esta noticia significaba una ilusión muy grande para él.

Alejandro comentó a su mamá con un cierto tono de tristeza, que tendría que abandonar el pueblo por un tiempo para marcharse a la capital si es que quería progresar y darles una mejor vida. Ella aunque no le agradaba la idea de tenerlo lejos, lo apoyó en su decisión como siempre lo hacía, así como habia apoyado a sus dos hijos mayores que habían tomado la decisión de irse a Estados unidos en busca del sueño americano hacía ya 6 años y desde entonces no habia vuelto a saber de ellos.

Esa noche después de cenar, Alejandro fue a ver a su novia para hablarle del asunto…

Mariana leía una novela clásica cuando tocaron a la puerta… Se asomó por la ventana y vió a Alejandro que le hizo la seña de que saliera; a ella le extrañó mucho la visita inesperada, se arregló un poco el cabello y salió al encuentro. El tenía cierto temor de darle la noticia y que no lo fuera a entender… sin embargo ella sabía de sus sueños y le dijo que era la oportunidad de cumplirlos. Caminaron juntos por el parque mirando brillar las luciérnagas a su alrededor, se prometieron permanecer juntos aún en la distancia. La tomó entre sus brazos y le cantó en voz baja una bella canción, prometiendo que si todo iba bien pronto estarían juntos nuevamente.

Por otra parte no fue tan fácil para Charly convencer a su esposa, ya que le argumentaba que sus hijos eran pequeños y no queria que fueran a crecer sin la figura paterna. – No exageres Lety. Ya verás que pronto vengo por ustedes, solo deja que me establezca allá. – Ella se aferró a él en un abrazo y soltó dos o tres lágrimas que Charly se apresuró a secar…

A la semana siguiente estaba todo listo para que los hermanos Olivares partieran a la Ciudad de México en busca del éxito. Una maleta y las ganas de salir adelante era todo su equipaje.

Durante el trayecto que duró poco más de 8 horas platicaron acerca de sus miedos al dejar atrás a la familia pues el futuro realmente era incierto. Sin embargo iban llenos de fe y esperanza que los alentaba a continuar su camino, el autobús hizo una escala donde subieron otros viajeros que al igual que ellos iban cargados de sueños. Ya entrada la noche llegaron a la terminal de autobuses del norte y buscaron la dirección que les dieron por medio del Google maps así que tomaron un taxi para que los condujera a Santa Maria La Ribera, lugar donde ya los esperaban con los brazos abiertos.

– Alejandro!!! Charly!!!-

-Se escuchó la voz de una mujer que salió a su encuentro, era María, la esposa del promotor. Y dándoles un fuerte abrazo los hizo pasar. Era una casa con habitaciones enormes, paredes altas de color marfil, vigas en el techo, jardineras llenas de flores y un agradable aroma a café recién hecho.

Enseguida entró Ernesto.

-Bienvenidos a la Ciudad de México. Esto que les tenemos preparado será un éxito estoy seguro. Con esa voz maravillosa que tienen los dos serán la sensación del momento. – A lo que Alejandro solo sonreía!

Esa noche cayeron rendidos… Durmieron toda la noche olvidando lo que dejaban en su pueblo…

A la mañana siguiente un hermoso trinar los despertó ya que tenían canarios en el hogar, lo cuál los puso muy contentos y Alejandro empezó a imitar sus cantos por que era muy hábil para silbar.

Después del desayuno y ya cerca del medio día salieron rumbo al Salón de baile para encontrarse con la persona que los contrataría.

Llegando se quedaron maravillados de lo grande y espectacular que era el lugar y enseguida vieron en el escenario a un grupo que detuvo el ensayo en cuanto los vieron entrar.

Ernesto los presentó con el director del grupo y sin más, se marchó a continuar con sus actividades dejando a los hermanos Olivares en lo que se convertiría en su más grande pasión. La música…

-Gracias a Dios que llegan – dijo Francisco, – necesito que se integren por que ésta noche vamos a tocar y me hace falta personal. Alejandro me dicen que tienes una gran voz, vamos a ensayar la GUARAPERA a ver que tal nos queda… 1 2 3 4… DAME A BEBER GUARAPERA DE TU SABROSO GUARAPO… GUARAPERA GUARAPERA, DAME A BEBER TU SABROSO GUARAPO… 🎵

No había dudas era el elegido. Desde su primer canción quedó contratado tenía una excelente voz y gran carisma. Juan Carlos por suerte también fue contratado como segunda voz y timbales. Hacía tiempo que se había estado preparando para este momento.

Apenas tuvieron tiempo para dar un repaso comenzó a llegar la gente. Esa noche fue un éxito su presentación. De inmediato se fueron a la casa de Ernesto a recoger sus cosas y se acomodaron en una casa de huéspedes que les recomendó un compañero pues no querían dar molestias.

Pasaron los días y todo iba excelente, solo había un problema… El pago era muy bajo y había ocasiones que era muy tardío. Fue dificil para ellos adaptarse a vivir sin la familia, trataban de ahorrar lo más que podían sin embargo tuvieron que contratar a una persona para que se encargara de su vestuario. Así estuvieron unos meses viviendo en un cuarto amueblado hasta que…

… Había pasado casi un año desde que llegaron y ya tenían ahorrado un dinero que les permitió rentar una casa mas grande y decidieron que ya podían traerse a su familia a vivir con ellos. Juan Carlos le habló por teléfono a Leticia su esposa para darle la buena noticia y una semana después llegó con sus dos pequeños Daniel Y Sebastián que se pusieron felices en cuanto vieron a su padre…

Mariana recibió la noticia con gran felicidad. Dejó todo para seguir al amor de su vida. En cuanto pudo dejar todo en orden se mudó a la ciudad para iniciar los trámites de su boda. Por suerte en ese tiempo se estan organizando bodas comunitarias por parte del gobiern lo cual aprovecharon y en menos de dos meses ya eran marido y mujer. Ese día disfrutaron el ambiente con la Sonora Santanera que tocó para dicho evento. Ernesto María, Charly y Leticia fueron los únicos invitados.

Por fin que ya con sus familias en la capital continuaban trabajando sin descanso, llegó el momento en que Alejandro había conocido a mucha gente relacionada con la música sobre todo a los sonideros que tocaban en las calles de los barrios más populares. Era tanta su pasión por la musica que tuvo la inquietud de formar su propio grupo, pero no creía mucho en su sueño, quizás el miedo a empezar nuevamente desde abajo. Lo pensó dia y noche durante un tiempo. Lo comentó con su esposa y ella como siempre le brindó todo su apoyo y lo alentó a seguir sus sueños.. Le ayudó a documentarse, a planear e imaginar no solo el estilo musical que adoptaría que sin duda seria la música sonidera con la cuál se encontraba totalmente familiarizado. Tenía también en la mente ya un nombre para su grupo “LA CHOMBA” Nombre de una canción de la Sonora Matancera que había escuchado mientras trabajaba con uno de los sonidos. Le comentó a su mujer y ella le sugirió buscar un nombre más popular, sin embargo a él nada lo haría cambiar de opinión. Comenzó a buscar el significado del nombre y también a convocar músicos algunos ya conocidos de él, entre ellos Edgar Cervantes a quien habia conocido desde muy jóvenes en el pueblo, Edgar hacía varios años que vivía en La ciudad y se volvieron a encontrar en una de esas tocadas por obra del destino. Entre los tres contactaron a otros músicos hasta juntar los 8 que se requerían minimo para arrancar el proyecto.

Ale, ya decidido a dar el paso habló con el dueño del grupo en el que actualmente cantaba, le platicó su inquietud y le dió las gracias,; para entonces llevaban dos años ya juntos y había un suplente el cuál se quedaria ya de fijo al salir Alejandro.

Ese día hubo nostalgia, incertidumbre pero a su vez había esperanza y un gran sueño por realizar… Su propio Grupo Musical.

12 de febrero del 2011. El gran día había llegado. .

En punto de las 8 de la noche abrieron su turno en el Salón Candela. Un Salón más o menos pequeño pero muy conocido, donde se presentaban grupos ya de renombre así que empezaron con el pie derecho pensaba Alejandro mientras se preparaban para su actuación. El dueño del lugar había escuchado cantar a Alejandro con el grupo anterior y sin dudar lo apoyó en su nuevo proyecto, pero no sería por mucho tiempo…

A pesar de que no estuvo mal la respuesta de la gente. El dueño del salón argumentó tener llena la cartelera para las siguientes semanas. Lo que significaba que tendrían que empezar a tocar puertas.

Los músicos comenzaron a dudar del proyecto, porque parecía que de un momento a otro todas las puertas se cerraban. Hacían un gran esfuerzo por conseguir presentaciones y de repente lograban alguna que otra contratación pero no era suficiente. Se dieron cuenta que dentro de el ambiente tambien habia muchas envidias, gente buena y gente mala. Hubo momentos de desesperación. Hubo músicos que abandonaron el grupo y fue difícil encontrar otros que estuvieran dispuestos a aceptar las condiciones, pero también hubo quienes se mantuvieron leales, buscando trabajos adicionales para no depender solo de las tocadas. Mariana se hacía cargo de los gastos de la casa gracias a que ya tenía un trabajo pero esto no era lo planeado. Aparte de todo estaban los pagos que se tenían que hacer de la camioneta y de los instrumentos musicales, pues fueron sacados a crédito. Sintieron que el mundo se les venía encima hubo momentos en que deseaban que todo fuera un mal sueño, para despertar y que todo fuera diferente.

Un domingo como a medio día caminaba Alejandro pensativo casi a punto de darse por rendido, tenía la intención de ir a ver al promotor para pedirle que lo acomodara nuevamente en otro grupo, cuando escuchó unas hermosas palabras que provenían del interior de un templo. Por inercia entró al lugar y se quedó escuchando las reflexiones que una persona compartía ahí dentro. Un jóven se le acercó le extendió la mano y lo invito a sentarse. Lo vió tan afligido que le preguntó que era lo que le sucedía a lo que al platicarle la situación le dijo que no se preocupara y que su vida iba a cambiar. Le pidió su número telefónico por que necesitaba contratar un grupo para un evento. Se quedó un rato más tratando de olvidar todas sus preocupaciones, estaba demasiado cansado y lo único que queria era descansar. Después de un rato se marchó, era un poco tarde ya… Pensó en que su esposa estaría preocupada y se apresuró a llegar a su cada.

A los pocos minutos de haber entrado a su hogar recibió la llamada de Ángel, la misma persona que lo abordó en el templo. Lo citó al otro día en el Salón Caribe para que hicieran una presentacion de prueba. Alejandro vió una luz en su camino. De inmediato juntó a los muchachos y empezaron a ensayar las canciones que más sonaban en ese momento…

Al siguiente día llegaron puntuales al lugar, había un lleno total. Ese día fue el principio de algo que no imaginaron. El dueño del lugar los contrató para tocar por un año completo los días martes y jueves. Ya que su música sonidera era muy bien aceptada por los bailadores.

La situación económica se empezó a componer. Y poco a poco iban saliendo adelante. En poco tiempo ya estaban alternando con los mejores sonidos que de igual manera se presentaban en los salones de baile.

Un día un sonidero con el que alternaban, sonido Pancho, les dió la idea de grabar un tema; grabaron varios pero el elegido para tocarlo en los sonidos fue El Baile de San Juan, y fue un éxito desde el principio. No habia bailador que no lo pidiera o se quedara sin bailarlo.

No había pasado mucho tiempo cuando, cierto día no llegaron a trabajar cuatro de los integrantes. Ese día hubo un gran desconcierto. Pues resultó que los músicos habían decidido conformar su propia agrupación…

Alejandro volvió a sentir que Dios lo abandonaba. Pero rápidamente se movilizó, había músicos esperando una oportunidad y les llamó para que pudieran cumplir con el trabajo.

Improvisaron de alguna manera ya que no habían ensayado juntos. Esa noche fue un desastre.

Un tanto desanimado Alejandro tuvo ganas de renunciar a todo. Volvió a asistir al templo y salió con más ánimo. Afuera del templo había un papel pegado en un muro que decía.

Hay que creer en Dios por sobre todas las cosas… Pero también hay que creer en uno mismo.

Conocer nuestras capacidades y engrandecerlas cada día un poco más.

Sabernos dueños de nuestros pensamientos y de nuestras acciones, aceptando errores como una enseñanza de vida, entender que de nuestro trabajo depende el éxito.

Saber poner límites así como saber también que hay cumbres a las que se puede llegar si ponemos todo nuestro esfuerzo.

Entender que podemos ser tan felices como queramos; tomar esa felicidad en nuestras manos y si es posible, hacer feliz a alguien más.

Y a veces tan sólo se precisa de una sonrisa o de unas palabras para obtener una recompensa inmediata.

Creyendo con firmeza en uno mismo y en la capacidad de ser feliz y otorgar felicidad a otros es que encontramos a Dios y la Paz interior.

Nunca dejes de creer en tí y comienza a soñar… Porque el éxito comienza siempre por un sueño…

Arrancó el papel y se lo llevó para pegarlo en su lugar de ensayo.

Toda la tarde ensayaron y al otro día igual. La próxima vez que se presentaron a tocar ya habían mejorado mucho. El administrador del salón les dió una oportunidad más… Con la advertencia de que si no se aplicaban tendrían que dar por terminado el contrato.

Pero no hay nada que la perseverancia no pueda lograr. Así que se dedicaron a ensayar y pronto lograron acoplarse como si llevaran años tocando juntos.

El grupo La Chomba estaba a punto de salir al escenario. Todos de traje negro con camisa de color rosa.

Juan Carlos paya en el bajo, tenía ya la experiencia pues venía de tocar en otros grupos entre ellos con Nando Malo, cantante Original de la Sonora Dinamita. Paya, como le decían sus amigos iba acompañado ese día de su esposa Mar, una chica rubia que conoció dentro del medio.

En el Timbal Charly Olivares que se mantuvo leal al grupo trabajando adicionalmente en una tienda de instrumentos musicales.

En el güiro Edgar Cervantes, apoyado por su familia que ya se encontraba en el lugar.

En el Teclado Jose Luis Soto joven como de 25 años bien parecido y muy aplicado en su profesión. Siempre sonriente.

En las congas Enrique Acosta de unos 28 años aproximadamente. Güero de una gran sonrisa y con mucha experiencia ya que había tocado en grupos de renombre, mejor conocido como Erizo.

En las percusiones su hermano Néstor Castillo, joven carismático y entusiasta, 24 años.

En el piano el más joven de todos Oscar Burgos, con apenas 16 años de edad pero con gran talento.

Y por su puesto Alejandro como director y Primera Voz del grupo. Acompañado de su esposa quien le dió un amuleto al salir de casa.

Ese día acudieron a apoyarlos la mayoría de sus familiares y amigos.

Mientras esperaban su turno bromeaban entre ellos, pero en el fondo había un puñado de nervios revoloteando en cada uno.

La gente en el salón ya los esperaba pues el tiempo que llevaba el grupo les había valido para darse a conocer.

El DJ del lugar los anunció… – Con ustedes La Chomba!!! – Y comenzó a sonar el audio slogan de sus presentaciones. “CON LA MUSICA DEL BARRIO Y PARA EL BARRIO, LLEGAN A USTEDES PARA ARMARLA EN GRANDE! DIRECTAMENTE DESDE CIUDAD NEZA REPRESENTANDO A TODOS LOS BARRIOS DE MEXICO… LA CHOMBAAAA LA CHOMBAAAA, LA CHOMBAAAA…. y en seguida tocaron su ya éxito El baile de San Juan.

La gente los recibió con gran entusiasmo. Les aplaudieron mucho y no los querían dejar ir pidiéndoles que tocaran otra y otra…

Alejandro daba gracias a Dios y no cabía de la emoción al ver la respuesta de la gente.

Pronto empezaron a contratarlos nuevamente para eventos privados y por si fuera poco les dieron la oportunidad de tocar en otro salón El Gran Salón de La Ciudad de México.

El sol volvía a brillar y ahora con mayor intensidad para los hermanos Olivares. Sus padres que se habían quedado en el pueblo por que no quisieron dejar la tranquilidad y el aire fresco, por el ajetreo y contaminación de la ciudad; podían ahora verlos por medio de las grabaciones que la gente subía a las redes sociales e incluso en programas de televisión…

Recibieron la llamada de sus hermanos en Estados Unidos. Para brindarles su poyo y sus felicitaciones. Lo cual hizo que derramaran lágrimas de emoción y felicidad.

Su éxito El Baile de San Juan, empezó a sonar cada vez más llegando a ocupar los primeros lugares de popularidad en la Unión Americana y parte de Centro y sudamérica. Así como en las diferentes plataformas digitales.

Grabaron otros temas como la Carta, las puertas de mi corazón, la Guarachita del arrepentido entre otras más. Se convirtieron en un grupo muy querido por sus fans.

Después Vinieron muchas canciones más como Las Amo a las dos, los campesinos de mi tierra, tú eres mi sueño e infinidad de temas que a pesar de ser covers las hacen especiales con ese toque personal que los caracteriza y que les da un estilo propio.

Independientemente de su estilo sonidero igual tocan los mejores temas de salsa, rumba y Chachachá por lo que son los preferidos de los diferentes Clubs de baile de la Ciudad.

Empezaron a llamarlos para tocar en los mejores salones como El gran forum para el programa Reventón Musical, pasando por casi todos los salones de la Ciudad de Mexico y los estados de puebla, Veracruz, Estado de Mexico y más…

Asi mismo empezaron a dar entrevistas en la radio y la televisión. Consevando siempre su sencillez y su amabilidad sin perder el piso, dando siempre gracias a Dios y a la gente que los ayudó por que si algo tienen es que son agradecidos y eso es lo que hace su grandeza.

Llegó el momento en que no se daban abasto de tanto trabajo que tenían, tanto así que hasta pensaron en dejar los salones de baile pues sus compromisos foráneos los absorbían casi en su totalidad. Sin embargo lograron quedarse para fortuna de todos sus seguidores que frecuentemente asisten a bailar.

El 19 de agosto 2017 una de sus fans creo el Club de Fans LOS CHOMBEROS DE CORAZA. Al cuál se unen cada día más y más seguidores.

En la actualidad año 2018, el grupo ya está consagrado entre su público. Tocan en los mejores escenarios alternando con grupos y cantantes de talla internacional. Siendo reconocidos por su excelencia musical. Su más reciente producción “Cumbias con Marimba” ha sido aceptada exitosamente.

Y se espera que el grupo siga triunfando y llegando cada vez más alto.

FIN…

Alicia Rivas.

Tu castigo

Sabes que al pedirme que regrese intentas coartar mis sueños de libertad… De esa libertad que añoré tantas veces. Y que me negaron tus cadenas crueles. Mis ojos cansados se derramaban como fuentes, mis labios fríos como la nieve no dejaban de suplicar una caricia de fingido. Por eso hoy que me pierdes. Intentas retenerme pero es muy tarde, porque desde antes de irme ya me habías perdido. Lo siento tanto hay alguien más en el lugar donde antes era nuestro nido. No quise decirtelo antes para no hacer tanto ruido. Pero ahora no puedo callar lo que mi pecho dice a gritos. Me enamoré de alguien más. Ese es tu castigo. Quizás yo nunca fui tu felicidad… Encuentra un cariño y gracias por los años que más que amantes. Fuimos amigos.

Alicia Rivas