Poemillas


EL

Había mentido tanto
que no tuvo el valor para decir  la verdad.
Y se marchó en silencio
para no ver sus lágrimas rodar.
Guardando en su maleta la felicidad
de aquel sueño que no se haría realidad.

Alicia Rivas

ELLA

Tanto que lo amó.
No pudo decirle ” quedate conmigo”
porque al despertar, se había marchado ya.
Lo esperó día y noche en su portal,
con el alma llena de dolor; pero él no volvió.
Si hubiera imaginado que ese sería el final,
quizás habría encontrado un motivo
para retenerlo a su lado ó quizás no, nunca lo sabrá.

alicia rivas

 

Poemillas dedicados a la naturaleza

La luna

viene la luna gitana
con su vestido de gala,
bailando valses
con los astros que la acompañan.
Cobijando sueños de cama
y alimentando almas enamoradas.

La lluvia

Viene la lluvia desde el cielo,
onírica y fresca,
transparente y danzarina
con su repicar de campanas
sobre los techos de lámina.

El atardecer

Viene la tarde incinerando follajes.
Perturbando pupilas fatigadas
con remembranzas de antaño,
como caracolas del tiempo
anidando en  la memoria.

La noche

Viene la noche vestida de negro razo,
cargando añoranzas en su regazo,
fabricando sueños con la luna clara,
desatando deseos, devorando almas.

La madrugada

Viene la madrugada
amansando las sombras
fugadas de la noche,
para proteger la inocencia
de sus maléficas garras.
Apagando lunas
y encendiendo soles.

Las olas

Vienen las olas errantes
en altas marejadas…
Arrullando lunas en las enaguas
con su canto de sirenas
y su concierto de caracolas.

Alicia Rivas.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s